Superpoderes

14 nov. 2014
Superpoderes

Siempre había creído que una "Supermujer" era la que además de trabajar en casa lo hacia también fuera en un trabajo más real. Desde que tuve a Lucas, he trabajado solo dos meses con un horario establecido, lo demás son trabajas esporádicos que van saliendo, algún pedido, asesorías deco o talleres de estilo.

Y siempre he creído que ya hacía mil virguerias  para cuidar a mi hijo, ayer fue un día de esos locos, esta semana tengo que terminar un pedido grande y me faltan las horas del día.

Estas últimas semanas he estado además estudiando dos cursos, uno de ellos Hello Blogging Pro! que merece un post aparte y otro de la escuela de Jackie Rueda. No hay nada que me guste más que aprender y aprender, ya sean cursos, talleres, jornadas y todo lo que caiga en mi mano.

Me levanto y no puedo salir de casa sin hacer las camas, vamos a toda carrera a la guardería y siempre solemos llegar los últimos.

Si como ayer, voy a pasar la mañana fuera, pongo una lavadora, que tiendo antes de recoger a Lucas, se ha juntado que tengo el Gripazo del siglo, y ayer me pase un buen rato corriendo por toda la casa buscando más pañuelos para el bolso, al final tuve que recurrir laos paquetes de Lucas de Pepa Pig.

Salimos corriendo y el bolso se rompió, demasiado peso las últimas semanas, así que en la parada del bus, tuve que meterlo todo en una bolsa de tela, que siempre llevo dentro.

 La medicación que me receto la médica, no estaba disponible en las farmacias, así que llevo unos días con la receta en la mano y sin parar de estornudar.

Parece que me paso el día corriendo y la verdad es que el único rato que me siento en el sofá, es después de cenar, me paro unos minutos y pienso en la cantidad de cosas que he hecho ese día.

Y es verdad, todas nosotras tenemos unos superpoderes impresionantes, tardes de juegos, meriendas, dibujos, baños, cenas etc yo me baño la última y apenas me pongo crema hidratante, que eso tiene que acabarse porque me lo he propuesto para el 2015, cuidarme mucho más en muchos sentidos.

Así que, aunque trabaje menos que una mujer fuera de casa, yo también creo que tengo superpoderes.


Superpoderes
Superpoderes

Superpoderes

16 comentarios:

  1. Querida Laura:
    Si lo tuyo te parecen superpoderes, imagínate con dos hijos como es mi caso o más. Diferentes horarios, diferentes actividades extra-escolares a las que llevarlos, deberes x 2 o más...y eso sumado a una casa y un trabajo de siete de la mañana a siete de la tarde en el mejor de los casos....a eso ya no lo llamaremos superpoderes...lo llamamos milagro diario...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, no se si habrás leído bien el último párrafo, pero digo que una mujer con un trabajo fuera es más trabajo, y lo digo……eso es ser una heroína

      Eliminar
  2. Que locura!! La verdad es que tiene que ser difícil llegar a todo con un peque ..

    muacarmen.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, sobre todo porque al ser de fuera, no tengo ayuda de ningún tipo ;)

      Eliminar
  3. Cómo te comprendo! Yo también tengo a la familia lejos y me faltaban horas en el día cuando eran pequeños.
    No te quepa ninguna duda de que tienes super poderes.Unas fotos preciosas!
    Un besito y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. La vida es complicada creo que para todas las mujeres trabajen o no fuera de casa, si tienen hijos, si tenemos (yo, tres). Por mi experiencia y lo que yo veo en otras, amigas, familia, conocidas..., siempre existe una carga de trabajo extraordinaria, ya que los hijos marcan los ritmos y se llevan todo el escaso tiempo libre, que es escaso aunque se esté trabajando sólo en casa. O mejor dicho, sin el "solo", que la casa es un trabajo muy intenso y a tiempo completo, nunca se acaba... Si se trabaja además fuera, la casa anda más a salto de mata (faltaría más....) y lo que suele suceder también es que los niños pierden dedicación, acaban en manos de extraescolares, cuidadoras o abuelos.

    Encontrar un equilibrio es la tarea más necesaria a resolver, sin la cual todas las otras andarán malamente revueltas....

    Feliz finde.

    ResponderEliminar
  5. Laura créeme todas las que tenemos niños pequeños te entendemos a la perfección, no es nada sencillo compaginar labores (dentro/fuera de casa) con la crianza de uno (o varios), pero ánimos, al final del día queda la recompensa y ver la sonrisa de nuestro pequeño (o pequeña)
    Un beso grande!!!!

    ResponderEliminar
  6. siempre he sido de las que piensan que el trabajo más duro es el de ama de casa y encima el menos valorado. eres una campeona!

    ResponderEliminar
  7. Ahora me entiendes, cuando te digo que no tengo tiempo ni de hacer una foto para el blog ja ja. Con los años yo he aprendido a priorizar. Para mi lo más importante es poder maximizar el poquísimo "tiempo libre" que tengo cada día. Por eso en la carta a la directora que me publicaron en Telva decía que no es cuestión de ser una "superwoman", de querer abarcarlo todo, sino de priorizar y dejarnos un ratito diario para nuestras "devociones". En mi caso, tras acostar a los niños empieza mi vorágine de lavadoras, planchas, preparar mochilas con desayunos y meriendas... y tras esas otras obligaciones me dispongo, aunque sean 5 minutillos a mi: a estar con mi maridín, a tejer un ratín, a leer... Lo que sí me da mucha pena es que en este país la conciliación famila-trabajo sea inexistente. Aún no nos hemos dado cuenta que lo importante es cultivar la familia, no las redes sociales. Por eso cada vez más lucho por mi vida real, no por la virtual. Un besín y que te mejores del catarrazo (yo he tenido a mi maridín griposo toda la semana pasada y al lechón con neumonía; no te cuento los malabarismos que he tenido que hacer ja ja).

    ResponderEliminar
  8. Ah! que he olvidado decirte que yo también he hecho el curso de autorretratos de Jackie la semana pasada je je. Ahora solo me queda ponerlo en práctica (no sé yo....) :))))

    ResponderEliminar



Copyright © La Chimenea de las Hadas | DIY y Estilo bonitos | Lado bonito de las cosas |