Contraste de espacios {Vintage y moderno}

26 jun. 2014
No hay nada mejor que mezclar estos dos estilos para crear un espacio elegante, acogedor y, sobre todo, con personalidad propia. Las posibilidades que ofrece la combinación de lo vintage con lo moderno son infinitas. Reciclar o reutilizar muebles viejos, adornos u otros objetos que tenías guardados desde hace tiempo es la mejor forma de renovar un espacio. Antes de sumergirte en este estilo tienes que tener en cuenta que lo vintage no solo hace referencia a algo antiguo sino también a lo que está hecho a mano y a la utilización de elementos cotidianos para nuevas funciones. 

Un toque de diseño: Es imprescindible incluir algún detalle de diseño en la decoración. Para ello puedes probar con muebles modernos de diseñadores famosos, mezclando  lo extravagante con lo chic para dar a tu espacio un toque muy  original. Optar por algún diseño de profesionales como Patricia Urquiola, Antonio Citterio o Marcel Wanders es sin duda una garantía de éxito.



La importancia del color: Lo más recomendable es que el color predominante de las paredes sea el blanco, de esta forma serán los adornos, detalles y muebles los encargados de ponerle color al ambiente. Además, esta técnica es ideal para que la atención se dirija exactamente hacia donde nosotros queremos, ya sea un rincón particular, un determinado mueble, etc. Estampados, pinturas y papel pintado son tus principales aliados.


Nueva vida a lo viejo: Restaurar antiguas mesas o sillas pintándolas de algún color o utilizando técnicas como el laqueado o el decapado (que consiste en quitar la capa superficial de pintura), tapizar viejos sofás o sillones con estampados modernos o con colores llamativos y cambiar los tiradores de cajoneras o los pomos de las puertas combinando distintos estilos, le dará a tu viejo mobiliario un aspecto completamente renovado.



Distintos materiales: La combinación de distintos materiales y texturas dejará en evidencia este contraste entre lo moderno y lo vintage. Mezclar materiales fríos como el cristal, el hierro o el metal con materiales cálidos como la madera o el mimbre es una gran decisión. De esta forma, puedes colocar objetos de distintas texturas en una misma estantería o utilizar maderas viejas como base para colgar lámparas de metal.



Decora las paredes: Si bien el blanco tiene que ser el protagonista, esto no significa que no podamos pintar una pared de un determinado color o, incluso, aprovechar las enormes posibilidades de estampados que ofrece el papel pintado para acentuar el estilo vintage dentro de un ambiente moderno.




Mismos objetos, nuevos usos: Aquí solo tienes que dejar volar la imaginación, todo vale pero no olvides que, muchas veces, en la sencillez está el gusto.
Utiliza botellas viejas para hacer lámparas o tarros para crear ambientadores con flores secas, transforma una vieja puerta de madera o una bobina de cables en  una mesa o aprovecha las cajas de los vinos como estanterías. También puedes usar antiguas maletas o palés como mesillas para el salón, convertir viejos televisores en elementos decorativos o utilizar neveras como estanterías.

2 comentarios:

  1. Preciosa combinación. Eres una crack

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo.. en todo sobre todo en lod e pintar de blanco.. Yo antes era de colorines cuando vivia en el piso, amarillos,azules.. pero llega un momento que saturan..y lo ves todo muy monotono poqrue siempre tienes que intentar que el resto de las cosas concuerden con la pared. Ahora en la casa quise dejar las paredes de piedra, y creeme.. muy lindas en las revistas y en pinterest, pero aun la semana pasada le dije a mi marido.. nada.. hay que calear todo de blanco, estas paredes me aburren, y encima no hay quien saque las telarañas.. Me encanta eso que pusiste en la pared con hojas blancas.. que lindo!! Yo estoy haciendo en un tablero enorme una composicion con platos antiguos.. a ver como me queda, ya te contare. Tienes una casa preciosa Laura, no entiendo como puedes tener un niño!! Porque la mia.. bueno, la mia si la ves como esta.. mejor ni la veas, juguetes por todas partes, pintadas en las paredes (a mi hija un dia en el cole le dijo la profe que era un diamante en bruto para la pintura.. y se lo creyó.. y ahora.. ), muebles estropeados, sofas pisoteados.. Hasta que no crezca otros 5 años mas.. no rearmo esto de nuevo..

    ResponderEliminar



Copyright © La Chimenea de las Hadas | DIY y Estilo bonitos | Lado bonito de las cosas |